Pablo Huneeus
Seguir a @HuneeusPablo

Para pensarla:

Todas las familias felices son iguales, pero cada familia malograda fracasa a su propia manera. (Primera frase de “Ana Karenina”, por León Tólstoi, Moscú, 1877)

LA EMBESTIDA
por Pablo Huneeus

Señora
Lorena Parra Parra
Fiscal Jefe
Fiscalía Local de Las Condes

Estimada Fiscal Jefe,
Junto con agradecer la Medida de Protección que me fuera concedida tras la denuncia del 24 01-17 (RUC 170008 1428–8), vengo a exponerle el trasfondo del asunto:

A las cuatro de la tarde del lunes 23 de enero, Pablo Miguel, mi hijo de 47 años, al subir unos bártulos hacia la calle, empezó a injuriarme con ira, además de amenazarme con entrar a la casa y sacarme la cresta.

De atrás, venía cargando un bolso su pareja, Carolina Navarrete, a quien días antes él, mirando hacia la piscina, le había exclamado en mi presencia: “Cuando el viejo muera todo esto va a ser mío, ¡mío!”.

Él mide un metro noventa de alto, camina a grandes zancadas, sobre todo en estado psicótico, y cuando llega, seguido por Carolina, al portón de entrada gira en redondo. Se planta a mirarme en actitud desafiante, y me hace dos veces un gesto de connotación sexual que consiste en rodear los genitales con ambas manos, para luego efectuar con la pelvis y las rodillas meneos de penetración anal.

Todo, por haberle yo puesto una chapa de seguridad a la puerta peatonal que hay a 50 metros de la entrada principal.

Conocido el mentado gesto como “un Pato Yáñez” por el jugador que lo protagonizó a la hinchada, en los Estados Unidos dicho “Hand gestures that simulate sex acts” encabeza la lista de ofensas a la dignidad humana penadas con cárcel y sanciones de $ US 35.000.- hacia arriba. Afecta la honra masculina como ninguna otra mímica insultante.

Ahora bien, atendido su cáncer medular y trastorno bi-polar del ánimo, tres factores me obligan a denunciarlo:

1.- Dicho incidente destruye la frágil tregua pactada tras su intento de ahorcarme el 2008 (Fiscalía Oriente Causa Nº 0800838124-1). Pasado el año de rigor, dicha riña fue quedando sumida en el olvido y sepultada en el perdón. Pero la reincidencia de un acto criminal cambia el sentido del evento primario, dándole al victimario el carácter de incorregible e intrínsecamente peligroso. (Ver en Artículos anteriores: “El Cogotazo”).

2.- Al igual que entonces, esta vez no hubo arrepentimiento suyo, o de quienes azuzan su drogadicción; y ni por cortesía, una disculpa.

Tampoco, en sus momentos de furia se le nota mentalmente incapacitado, como que mantiene siempre su dicción, capacidad cognitiva y puntería.

Aunque los correos adjuntos advierten de ataques en ciernes, la actitud del resto del grupo familiar –su madre y hermanos– ha sido negarse a la evidencia y presionar para que me resigne a la violencia.

3.- Por el bien de muchos otros adultos mayores que están siendo llevados a la muerte por desesperanza, urge desenmascarar el perverso trato que jóvenes acomodados le están dando a los nuevos viejos.

Se han instaurado en Chile conductas antisociales de abandono a gente mayor, apropiación de sus bienes, e incumpliendo de obligaciones naturales.

Muestras de lo anterior:

“De: Pablo Huneeus Vergara
Fecha: Miércoles, 01 de Febrero de 2017 15:54
Para: Pablo Huneeus Cox
Asunto: Orden?
Orden de alejamiento? Eso es pura mierda, la mierda que llevas dentro. La cabaña está con llave, si le pasa algo pagarás muy caro el daño. Lo mismo mis plantas, que vi las interviniste con tus manos. Y veremos luego quién es el más hombre aquí, pedazo de cobarde. Aprende a madurar. Sé padre, no un marica.
PM”

“De: Pablo Huneeus Vergara
Fecha: Jueves, 02 de Febrero de 2017 18:03
Para: Pablo Huneeus Cox
Asunto: Acercarse
Necesito que me digas cuándo dejaras sin efecto tu insignificante orden de alejamiento. Quiero ir a mi cabaña, a mi territorio dentro del tuyo, y no quiero tonteos paranoicos de tu parte. Debo regar mi jardín y recoger zapatos para la montaña que escalaré el sábado con Andrea. ¿No te basta ahora pelearte con tu propio núcleo familiar? Lo haces envenenándonos de a uno pero, bien sabes, somos más fuertes que tus pataletas. Pasaré mañana viernes después de almuerzo, sólo 30 minutos, estás avisado y si te resistes recuerda quién tiene el poder.
P”

Le saluda atentamente.

Pablo Huneeus Cox
Sociólogo
Vitacura, 28 de marzo de 2017.

* * *
NOTAS
Por oficio del 29 de Marzo de 2017 la Sra. Fiscal Jefe informa a la 37ª Comisaría de Carabineros de Vitacura que se extiende por otros 45 días la “medida de protección en favor de la víctima del delito de Amenazas don Pablo Huneeus Cox”.

En la Comisaría me entregaron una tarjeta con el número de celular al cual debo llamar en caso de ser molestado, y de tanto en tanto un retén móvil concurre a mi casa a indagar cómo van las cosas.

Al enterarse la capitana de Carabineros que llamó a la puerta de que el peligro provenía de un familiar cercano, tomó muy en serio el caso. Pensándolo, no es para menos considerando que al emperador Julio César lo mató su propio hijo Brutus, que dos casas más arriba el Jefe de Hogar fue empujado por su primogénito escala abajo, dejándolo inválido, y que a un antiguo vecino nuestro en Chiloé su desalmado hijo de un machetazo le cortó la yugular. Hasta en la reconstitución de escena, bajo una huerta de manzanos, su madre le alegaba al juez que “Guillermito, pobrecito el niño” era inocente.

Delia llama el día de mi 77º cumpleaños, y junto con felicitarme pide que nos reunamos para hablar de Nico (sobrenombre de nuestro hijo PHV). Al otro día, domingo 9 de abril, vino; quizás por el tiempo que no la veía me pareció que camina raro. A la hora de onces, junto a la Vero y una torta de chocolate y damasco que quedó de la fiesta, escuché por más de dos horas sus alucinaciones. Pasaba de un tema a otro, sin mucha ilación, por lo que me dediqué más a escuchar que a rebatir. Según ella:

– Nico superó la crisis, prueba de ello es el certificado del médico psiquiatra Rodrigo Correa Pulido, según el cual “El Sr. Huneeus se encuentra actualmente estabilizado y asintomático desde hace 45 días, NO presenta ningún tipo de síntoma residual y está en condiciones de regresar a su casa donde ha residido hace 20 años. Es relevante que el Sr. Huneeus NO representa ningún riesgo ni para él ni para terceros.”

Me abstuve de mencionarle que esos NO en mayúsculas, tan imperativos en la profesión médica, son los mismos del facultativo que trataba a Christiane Cassel van Doorn. Tan seguro estaba el psiquiatra que su paciente se encontraba estabilizada, que ni por las defunciones de “El Mercurio” supo que al día subsiguiente de atenderla se había suicidado, y a la semana llamaron de su consulta reclamando por qué la señora Cassel había faltado a la hora sin siquiera avisar.

– “Tú siempre haces mal las cosas”, por lo que debido a mi genética y proceder, soy el verdadero culpable de cuanta cosa mala le ocurra a ella, a la parcela que alguna vez compartimos, y a nuestro hijo dañado.

– “Lorena Parra ¿no sabías?, pero si es la esposa del dentista de Nico. Me sigue en Twitter y es admiradora mía”. Enrabiada, afirma que mañana va ir a hablar con ella para que me obligue a dejar a su primogénito vivir en mi casa. “Soy hija de abogado”, agrega, “hermana de abogado” y “madre de abogado” (refiriéndose a Ale) “así que vas a ver...”

– Pablo Miguel es propietario de la cabaña porque ella se la construyó. (Puso sí, para empezar la obra veinte años atrás, un entablado de mañío que ella había traído del sur. Pero la cabaña actual, hecha en un lugar asoleado, es el doble de la inicial, tiene radier de concreto armado y fue construida totalmente a mis expensas).

“De: Pablo Huneeus Cox
Para: Delia Vergara Larraín
Fecha: Lunes, 10 de Abril de 2017 5:06
Asunto: Hasta el 12 de Mayo
Hola Delia,
Adjunto, va el decreto que amplía hasta el viernes 12 de mayo la orden de no acercarse que comentábamos ayer. En cuanto al “Informe Médico” del Dr. Correa, me extraña que omita la causa basal del problema que es la marihuana. ¿Acaso aplicó una terapia shock de rehabilitación? ¿Sabes de alguien que se haya recuperado al cien por ciento de una adicción al alcohol o la droga?
Saludos
Pablo”

“De: Pablo Huneeus Vergara
Fecha: Lunes, 10 de Abril de 2017 9:38
Asunto: Re: Hasta el 12 de mayo
Si quieres robarme mi casa, al menos deberías decírmelo en la cara. Y nadie lo va a permitir, sin que antes te caiga el peso de la ley para que te obligue ejercer mi derecho a vivir en ella. No vas dejarme en la calle de un día para otro.
P”

Martes 11, 17:30h. Reunión en casa de Andrea con Nico. Mi propuesta: dos millones (el precio de una casa prefabricada “Buin” de 54 m²) para instalársela en la parcela de 7.000 m² en El Arrayán que le dejé a los niños de cuando nos separamos. Llevé el último pedazo de torta, pero Nico, debido a los estragos de la radioterapia que le aplicaron en el Centro de Cáncer de la Universidad Católica, no puede mascar, y Andrea, como quien ordena a un camillero retirar al paciente, me dice ¡llévatelo!

Al salir, no estaba ninguno de los perros de la amable anfitriona para regalonearlos con torta de chocolate, por lo que me traje en una cajita plástica el último pedazo, que estaba ¡créanlo! mejor que nunca, pues con el tiempo las delicias mejoran.

Domingo 16 de abril, día de la Virgen del Carmen.

Fue para determinar el lugar exacto donde hacerle a Nico una casa prefabricada en el terreno que le corresponde, que el domingo fui a mirar la antigua Parcela 16 de “El Arrayán” (hoy Av. Pastor Fernández Nº 16.941) desde el camino a Farellones.

Hace décadas que no subo a esquiar, y la última vez que pasé por ahí fue en 2008 para ver “Die Physiker” de Dürrenmatt en el anfiteatro de los von Kiesling, que está un par de kilómetros más arriba, en los altos del fundo “Las varas”.

Al momento del adulterio que destruyó nuestro matrimonio, tenía el infrascrito treinta años de edad y mis peques apenas siete, cuatro y tres. O sea, sin la necesaria experiencia, –madre de las ciencias– debí enfrentar una traición demoledora. Tuve, sí, una idea clara: salvar los niños; salvarlos no para mí, sino para el bien de ellos. Eran tan unidos y me sentía tan inepto para cuidarlos, que pensé mejor dejarlos ahí, en la parcela de su infancia y con mamá, cualquiera fueran sus fallas.

De inmediato procedí a la nulidad y chao, quedando así el camino despejado para que ella, como buena hija y hermana de abogado, reconstruyera su vida junto al igualmente abogado, al cual se entregó. Todo, en el entendido de que la propiedad entera, con sus muebles y añadidos, quedaba para Andrea, Nico y Ale, aún cuando se fuera a vivir con su leguleyo a la otra casa que anunciaron, y yo me emparejara por otro lado.

Años después, me llama otro picapleitos de la misma tienda, el muy pechoño Ministro de Educación de Frei Montalva, y posterior embajador al Vaticano, Máximo Pacheco Gómez, casado con Adriana Matte Alessandri, un verdadero peso pesado contra este sociólogo pobretón, 26 años menor. Como buen abogado enredador, se presentó como juez partidor, dispuesto por la gracia de Dios para disolver la comunidad de bienes que existió mientras estuve atado por el sacro vínculo.

Nada dijo que estaba pagado por la parte contraria a fin de quitarme la parcela de El Arrayán. Convenció éste ingenuo de que era inviable traspasar una propiedad a tres menores. Mejor ponerla a nombre de la madre y la virgen santísima velará por los chicos.

Desde el camino –ver Imagen– se notan ahora tres casas: la principal, blanca con tejas, en poder de Ale; más alto, una nueva de Delia; y hacia abajo, el habitáculo de su último amante, el arquitecto esta vez, Sergio Camilo Miranda Jorquera, de ochenta y un años de edad.

Del parrón, el naranjal camino a la piscina, los manzanos del sendero que baja al río, la higuera, los olivos y del mancaqui, ni rastro. De los árboles aromáticos que traje de Australia, sólo queda un “Eucalyptus regnans” que planté junto al portón de arriba cuando nació Nico.

* * *
A la semana siguiente, muestro las fotos, las que impresionan por la magnitud de la construcción de Miranda. Y no es para menos porque, desde la planicie alta de la parcela ni se nota el desparramo de oratorios astrales y aposentos de cristal que componen dicha obra de sus 300m², creo.

Demás hay espacio para acomodar ahí a Nico, es la mejor vista y el rugir del río envuelve esa área en un manto de naturaleza viva.

Reunidos nuevamente con Andrea y Nico, llegamos al siguiente:
ACUERDO CABAÑA
Santiago de Chile, 26 de abril de 2017
Comparecen Andrea Huneeus Vergara (Andrea), Pablo Huneeus Vergara (Nico) y Pablo Huneeus Cox (PHC), y acuerdan:
1.- Dada la necesidad de deshabitar la cabaña que ocupa Nico en las cercanías de la piscina de Vía Gris 9425, PHC lo indemniza con dos millones de pesos.

2.-La cabaña se recibe en el estado en que se encuentra, debiendo Nico retirar de su interior todas sus pertenencias y muebles, incluyendo la salamandra catalítica “Alcázar”, cocina, refrigerador, electrodomésticos y demás objetos, como balón de gas y maletas, que hay bajo la cabaña.

3.- El pago se efectúa contra la recepción de la cabaña desocupada. Para estos efectos, PHC adquiere en los próximos ocho días de firmado este acuerdo un vale vista bancario por el mentado monto en favor de Andrea. Dicho documento nominativo e irrevocable, ella lo hace efectivo en cuanto se complete la mudanza.
4.- Dicha mudanza, sea al frente o a El Arrayán, la costea PHC.

5.- Andrea actúa de garante y árbitro arbitrador de este acuerdo, comprometiéndose las partes a someter a su consideración los diferendos que pudiesen surgir en la puesta en marcha del mismo.
ANDREA HUNEEUS VERGARA PABLO HUNEEUS VERGARA
PABLO HUNEEUS COX

Van a ser tres semanas que le dejé a Andrea este borrador, pero en lugar de sugerir cambios o firmarlo de una vez, silencio.

Algo pasó, la mano oculta dijo no, ni idea.Estamos a 17 de mayo y la amenaza sigue.

Entretanto, el viernes pasado murió mi hermana Tesi.

Contacto Pablo Huneeus