Pablo Huneeus
Seguir a @HuneeusPablo

Para pensarla:

Compadre, quiero cambiar mi caballo por su casa, mi montura por su espejo, mi cuchillo por su manta. (Federico García Lorca. 1898-1936)

¿Y LEOPOLDO LÓPEZ?
por Pablo Huneeus

Leopoldo López Mendoza (47 años, católico, casado, tres hijos, economista de Harvard y activista libertario, ex alcalde de Chacao y Premio Sajarov 2017) es el líder más centrado de Venezuela.

Es la mejor voz de la clase media, de quienes a lo largo y ancho del continente vivimos de nuestro trabajo, y sólo queremos del gobierno que nos deje en paz producir bienestar y progreso. Pero al igual que Antonio Ledezma, Maduro lo tiene amordazado, inflando así el violentismo de Guaidó y los maestros del bombardeo. Por eso, antes que caiga el país en una guerra civil, urge liberar a López, aún a fuer de intercambiarlo por $US o sanciones Trumpianas. (25-feb-2019)

Autoridades, millonarios y cantantes del show: si quieren ayudar a Venezuela, dejen que la gente misma lleve y reparta las donaciones. Para eso, distribuyan la ayuda humanitaria en mochilas de 20 kg. Denle a cada persona un par de sandalias Skechers (las hawainas se salen) y verán cómo por mil partes distintas la frontera natural es traspasada. Ese riachuelo que hace de frontera, véanlo, es la nada misma. (24-feb-2019)

Tenía que ser como el Cruce de Los Andes, del general José de San Martín. En febrero 1817 el Ejército Libertador cruzó desde Argentina a Chile por cuatro pasos distintos. Todo a caballo y de a pie, sin hacer ruido ni anuncio alguno, cerca de 6.000 hombres traspasaron la frontera con toneladas de municiones y cañones, además de alimentos y medicinas. Al lado de los Andes, con temperaturas de – 10º C, el río Táchira que separa Colombia de Venezuela es pan comido.

Distribuyan la ayuda en mochilas de 20 kg y al unísono dénsela a la gente misma, a los miles y miles de venezolanos necesitados, para que cada cual cruce el río donde mejor le pazca. Podrán quemar camiones, pero una multitud de caraqueños al trote por la selva, no la para nadie. (23-feb-2019)

Oscar Capeche. Gracias Huneeus por recordar la Epopeya Sanmartiniana en un Chile donde de San Martín no se habla. Y de paso muy buena su idea de que los venezolanos crucen río y recojan la ayuda que tanto necesitan.

Reply
Pablo Huneeus. Así es amigo: el Ejército Libertador que nos zafó del Imperio Español, se lo debemos a San Martín, en especial por su estrategia de cagar con la caballería a los españoles en Maipú (5 de abril 1818) y con ello remachar la Independencia. La tropa del bando patriota, recuerde al alma dormida, contaba con negros y mucho y muy bravío soldado mapuche.

Mauricio Castillo Pérez. En México reconocen a San Martín como libertador de Chile. En la entrada del barrio de Tepito cerca de Tlatelolco, hay un monumento suyo. ¡Que sabiduría!

Contacto Pablo Huneeus