Pablo Huneeus
Seguir a @HuneeusPablo

Para pensarla:

Luis XVI, al enterarse de la toma de La Bastilla el 14 julio de 1789: C’est une revolte? Su asesor, Duque de la Rochefould-Llancourt: non, Sire, c’est une revolution.

ANGELICA HENRIQUEZ W.

La foto de la semana pasada muestra a Salvador Villanueva Fernández, Verónica y Angélica Henríquez Wacquez, frente a las caballerizas del fundo Leyda con motivo del responso a Virginia Cox de 2006. El jueves 20 de agosto de 2020, de un infarto al corazón Angélica se elevó a la eternidad, dejando apesadumbrados a Salvador, su esposo, a sus hijas Pilar y Soledad, y a todos cuantos nos enriquecimos con su amistad y buena onda.

A causa de la opresión ocasionada por un virus del cerdo, no pudimos asistir a sus funerales en el Cementerio Parque del Mar de Con-Con. Igual, con Cicerón, podemos decir que a Angélica ya nada malo puede ocurrirle. Pasó rápidamente y sin quebrazón de vidrios, al otro lado del espejo. Es a nosotros, los pegados al lado real del mundo, quienes nos empobrecemos otro poco sin ella.

Contacto Pablo Huneeus